CEFALEA

CEFALEA

ima cefalea 600

“ME DUELE MUCHO LA CABEZA, ES INSOPORTABLE, NO SE SI TENDRÉ ALGO MALO AQUÍ..”

¿Qué es?

Conocido coloquialmente como dolor de cabeza en este caso de alta intensidad.

La cefalea es un trastorno muy frecuente y uno de los motivos más frecuentes de consulta de atención primaria y unidades del dolor.

No refleja problemas graves añadidos, pero si angustia por la intensidad del dolor siendo en ocasiones inhabilitante.

Es un tipo de dolor y molestia continuo, no pulsátil, de intensidad variable, en el que el paciente refiere habitualmente un dolor que rodea la parte alta de la cabeza, aunque puede estar localizado en cualquiera de sus partes.

Este trastorno es generalmente benigno y transitorio en la mayor parte de las ocasiones.

Su  duración es variable y oscila desde unos pocos minutos a varios días y pudiendo cursar con gran intensidad en personas que no suelen padecer dolores de cabeza.

Existen muchas variedades de dolor y muchas causas como migrañas o cefaleas en racimo, pero la más común es la cefalea tensional por tensión muscular debido a malas posturas, estrés emocional o agotamiento.

 

Síntomas

Las principales estructuras implicadas son los músculos del cuello y cuero cabelludo, sobre todo musculatura anterior y posterior de músculos largos del cuello; pares craneales, plexos braquial y cervical y vasos y aterías carótidas, occipital y auricular temporal.

Pueden haber reacciones normales de cansancio intenso, en este caso las cefaleas a menudo se asocian con trastornos del sueño, trastornos afectivos, estados de ansiedad, dolor de pecho o tórax.

Te puede provocar ganas de vomitar o impedirte abrir bien los ojos hasta llegar a paralizarte.

En ocasiones los síntomas pueden ser más intensos y empeorar con el frío, al hacer esfuerzos con la vista o ante presencia de olores muy fuertes.

 

Causas

Son múltiples pero todas producen lo mismo, una isquemia en el interior de la musculatura afectada.

  • Tensión muscular por postura corporal incorrecta o posición prolongada de los músculos de la cabeza y cuello.
  • Situaciones de estrés social psicológico derivada de algún conflicto laboral o emocional, depresión o ansiedad que afectan y fatigan al hígado (órgano visceral principalmente relacionado)
  • Dilatación de los vasos sanguíneos de la cabeza.
  • Inflamación, compresión o tracción de los nervios sensitivos craneales.
  • Irritación
  • Hipertensión craneal por aumento del líquido cefalorraquídeo en el interior del cráneo.
  • Disfunciones de ATM, bruxismo
  • Consumo alto de alimentos con cafeína, teína, alcohol (resaca) y otras sustancias estimulantes.
  • Sinusitis y trastornos oculares.
  • Tensión ocular.

 

Tratamiento

Conviene hacer una valoración y abordaje del problema desde un punto de vista global, haciendo en primer lugar al paciente consciente de que seguramente haya un conflicto emocional en su vida que estén somatizando y quizá sea el posible causante de este dolor.

Desde un punto de vista médico se suelen aportar AINES y/o analgésicos o relajantes musculares sin obtener mejora alguna o mejorando el síntoma momentáneamente pero recayendo de nuevo en las próximas horas a veces con mayor intensidad.

A través de la fisioterapia se puede trabajar con diferentes técnicas analíticamente en cada una de las estructuras afectadas obteniendo una rápida y gran mejora de la sintomatología,  y junto con la osteopatía se puede hacer un tratamiento muy completo con las normalizaciones requeridas por la zona y el paciente según su estado y síntomas y con un trabajo visceral específico con el que  y además se consigue mantener estable esa mejora.

 

Consejos básicos.

  1. Controla el estrés

Ya que este es uno de los principales factores desencadenantes de las cefaleas y migrañas.

  1. Evita en lo posible el uso de analgésicos y antiinflamatorios

Ya que el abuso y utilización repetida de ellos para tratar el dolor de cabeza acaba provocando más dolor de cabeza.

  1. Evita los alimentos que pueden provocar el dolor de cabeza: Café, chocolate, alcohol, lácteos.
  1. Cuida tu hígado

Mantener este órgano en buenas condiciones es fundamental para prevenir cualquier dolor de cabeza, no tratándose sólo de que NO esté enfermo, sino de lograr que se mantenga sano.

  1. Identifica y evita malas posturas

que contribuyen al padecimiento de los dolores de cabeza.

  1. Haz ejercicios, estiramientos básicos de las estructuras principalmente afectadas para controlar el dolor de cabeza y las migrañas.

 

No hay comentarios

Lo sentimos, ahora mismo no se puede comentar esta publicación.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar