MÉTODO RUBIO 20 AÑOS MEJORANDO EL CÓLICO DEL LACTANTE

Método Rubio

MÉTODO RUBIO 20 AÑOS MEJORANDO EL CÓLICO DEL LACTANTE

MÉTODO RUBIO  CUMPLE 20 AÑOS

El Método Rubio lleva 20 años trabajando para mejorar el cólico del lactante  por lo que queremos informarles de que si, tiene solución.

El cólico del lactante es una de las primeras causas del llanto desconsolado del bebé en sus primeras semanas y una de las mayores preocupaciones de los padres ya que en la mayoría de los casos no saben por qué se produce ni qué hacer ante esta situación que perciben como un grave problema.

Una de las principales causas de este llanto es el llamado “cólico del lactante” y queremos informarles de que tiene solución.

Hace algo más de 20 años, en concreto, en 1996 Domingo Rubio  comienza a ponerlo en práctica en sus consultas (Centros de Terapias Naturales) de Palencia, Valladolid y La Bañeza siendo desarrollado desde entonces y registrado como su propiedad intelectual en 2005 (inscripción número P 48-05).

A lo largo de este tiempo, el “Método Rubio” (MR) ha sido perfeccionado y optimizado, y su práctica se ha extendido por distintas comunidades mediante talleres de formación impartidos por Domingo Rubio a un número importante de terapeutas (señalados en nuestra web oficial www.tusterapias.es).

Este gratificante trabajo se realiza íntegramente con terapia manual visceral y es totalmente inocuo para los bebés.

Comentaremos, brevemente, lo que es el cólico del lactante y los  síntomas que nos permitirán reconocerlo, antes de una breve exposición del Método Rubio.

¿QUÉ ES EL CÓLICO DEL LACTANTE?

Es importante saber que el cólico del lactante no es una enfermedad, por lo que no sería preciso abordarla con medicamentos, y es por ello que muchas veces no encontramos solución desde el pediatra o en el servicio de urgencias.

El cólico del lactante es un mecanismo de defensa de la musculatura lisa del intestino que se da en aquellas zonas en las que el peristaltismo está poco activo debido a múltiples causas y entre ellas la propia inmadurez del sistema nervioso del bebé.

Los cólicos afectan a recién nacidos desde los 15 primeros días hasta los tres meses, tendiendo a aliviarse por sí solos entre el cuarto y sexto mes por la ya completa activación del peristaltismo.

Los cólicos se pueden producir durante todo el día y ser más intensos durante las últimas horas de la tarde y primeras de la noche debido a la relajación intestinal que en este momento del día se da, regulada por el ciclo circadiano y el ritmo biológico.

servicios

¿MI BEBÉ TIENE CÓLICOS?

Para reconocerlos nos podemos fijar en los siguientes síntomas:

  • Llanto violento e inconsolable.
  • Enrojecimiento de rostro y cuerpo.
  • Gran movimiento de piernas.
  • Rigidez en el bebe generalizada.
  • Empujan constantemente.
  • Dificultad para hacer deposición.
  • Timpanismo abdominal.
  • Irritación en esfínter anal.

Durante estos episodios de cólicos el llanto de los bebés puede llegar a durar varias horas y aún días seguidos sin consuelo alguno.

Además, esta situación dificulta que el bebé coma y haga deposición de manera cómoda lo cual no les permite una buena conciliación del sueño por lo que el descanso, que tan importante es en estos momentos, queda interrumpido.

Ante cualquier duda conviene acudir al pediatra quien, a través de una entrevista y exploración, nos dará un correcto diagnostico para descartar cualquier otra disfunción y poder ser debidamente tratado en su consulta de fisioterapia y osteopatía con el citado Método Rubio.

¿EN QUÉ CONSITE EL MÉTODO RUBIO (MR)?

Como ya adelantamos, el Método Rubio es un trabajo de terapia manual visceral específica cuyo principal objetivo es aliviar el cólico del lactante y las disfunciones del aparato digestivo (incluido el reflujo gastroesofágico) que sufren los bebés durante sus primeros meses de vida.

Este objetivo se consigue tras activar la motricidad intestinal con las diferentes técnicas del MR facilitando así el transito y mejorando los síntomas dolorosos que en estas semanas desesperan a los bebés y sus familias.

El trabajo básico del MR está divido en dos sesiones que se dan con una diferencia de entre cuatro y siete días, cada sesión dura en torno a 45 min y debe realizarse por un terapeuta debidamente cualificado y formado en este trabajo ya que se aplicaran técnicas viscerales específicas con un tipo de presión y dirección importante a tener en cuenta para que el trabajo sea eficaz y sin efectos adversos para el bebé.

Durante la primera sesión del MR se trabaja la zona superficial del aparato digestivo para mejorar la elasticidad de la zona y eliminar las tensiones previamente valoradas por el terapeuta, mejorando de ese modo la movilidad intestinal y la función de evacuación.

En la segunda sesión, unos días después,  se comentan los cambios en cuanto al estado del bebé desde la primera sesión, se repasa y se revisa el trabajo de la semana anterior y se procede a trabajar la elasticidad de la zona más profunda del sistema para, finalmente, conseguir el objetivo del MR: que el sistema digestivo del bebe comience a realizar una función correcta que permita que los cólicos pasen a ser innecesarios.

Para realizar este trabajo de la manera más eficaz, conviene que el bebé esté lo más relajado posible durante la sesión y ante la duda no se aconseja hacer ningún cambio en la rutina habitual del bebé antes de acudir a la consulta.

MÁS COSAS IMPORTANTES SOBRE EL MÉTODO RUBIO

Este trabajo, realizado desde 1996, cuenta con una tasa de mejora de alrededor del  80%de casos. A ese respecto se está preparando un estudio contrastado, que se hará público próximamente.

En los casos, en los que no se obtiene mejora tras dos sesiones, se propone una tercera sesión en la cual valoran de nuevo el sistema y repasar las zonas que parezcan responsables de la lenta mejora de  los síntomas dolorosos.

En ocasiones esta lenta evolución puede estar relacionada con la intolerancia a la proteína de la leche de  vaca o el ya mencionado reflujo gastroesofágico, cada vez más asociado al cólico del lactante y ante el cual también trabajamos actuando más específicamente sobre la zona epigástrica.

Con este trabajo se ajustan y ordenan  funciones básicas en la vida del bebe,  su vida ya no estará interrumpida por continuas molestias y como consecuencia mejoran tanto el orden en la alimentación como en la deposición y también, por supuesto, el descanso que tan importante es en estas primeras semanas, tanto en el bebe como en su entorno.

Durante las sesiones del MR se valoran también en el bebe, posibles disfunciones de la articulación témporo-mandibular en relación con el reflejo de succión, trabajar la funcionalidad del lagrimal y también posibles contracturas del cuello y de la movilidad de los hombros por la relación que mantienen estos pequeños desajustes con los problemas gastrointestinales (en especial con el reflujo).

Este trabajo se puede aplicar a personas con disfunciones del aparato digestivo de todas las edades, siendo en general, bebes y personas mayores quienes más lo demandan.

Es importante recordar que este trabajo lo debe hacer un terapeuta debidamente formado en el Método Rubio.

A continuación les dejamos un enlace directo a los terapeutas, de distintas Comunidades Autónomas, que hoy en día trabajan con el Método Rubio:

http://www.tusterapias.es/metodo-rubio-terapeutas/

 

No hay comentarios

Lo sentimos, ahora mismo no se puede comentar esta publicación.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar