NEURALGIA DEL TRIGEMINO o NEURALGIA DE ARNOLD

NEURALGIA DEL TRIGEMINO o NEURALGIA DE ARNOLD

TRIGEM

 

“Es uno de los  dolores  neuropáticos más frecuentes. Se debe a la afectación del nervio trigémino o V par craneal y tiene a su cargo la sensibilidad de la cara y de los músculos de la masticación”

El nervio trigémino

Es el V par craneal, se encarga de la inervación sensitiva, propioceptiva y nociceptiva de prácticamente toda la cara, ojos, senos paranasales y parte de la lengua y cavidad bucal.

Es un nervio craneal mixto con tres ramas: oftálmica, maxilar y mandibular, que cumple  importantes funciones sensitivas y motoras.

¿Qué es la neuralgia del trigémino?

AS_NeuralgiaTrigemino - TEXTOEs el trastorno neuropático relacionado con el nervio trigémino.

Consiste en un cuadro de dolor recurrente con unas características muy particulares que los pacientes describen como una descarga eléctrica o calambre de un lado de la cara específicamente en alguno de los territorios correspondientes al nervio trigémino que recoge la sensibilidad de la cara, ojos, labios, nariz, cuero cabelludo, frente y mandíbula.

El dolor puede estar localizado en la frente y en la orbita o en la mejilla extendiéndose hacia el ala de la nariz o a la región por delante del pabellón auricular, o en la mandíbula extendiéndose hacia la base de la lengua y al mentón.

Son dolores de breve duración que se repiten, muy invalidantes para el paciente, y pueden aparecer con el roce, al beber agua, maquillarse, afeitarse, cepillarse los dientes, en la masticación, con el propio habla o en ocasiones de forma espontánea.

En ocasiones el dolor respeta el sueño dejando al paciente dormir y descansar durante la noche.

La  neuralgia atípica del trigémino, está relacionada con migrañas, implica un dolor más constante y ardiente y es más difícil de tratar, tanto con medicación como con cirugía.

¿Por qué se produce?

El origen de este cuadro clínico habitualmente es desconocido (idiopático). Pueden distinguirse causas periféricas y centrales.

Caracterizada por un dolor en forma de descarga eléctrica muy específico con una irradiación anatómica característica, está relacionado con una irritación porque se comprime un vaso (arteria o vena) o de forma muy infrecuente por la compresión debido a un tumor (1-3%)

Desmielinizacion del nervio como consecuencia de la compresión del mismo en algún punto del recorrido de sus ramas.

Debemos descartar sobretodo en jóvenes que sea debido a la Esclerosis Múltiple (1-2%) y otras formas de neuropatías desmielinizantes.

Está muy relacionada con pinzamiento a nivel de las cervicales, sobre todo a nivel de c2-c3, problemas cervicales provocados por situaciones de estrés muy intensas o por afecciones del propio hígado o vesícula biliar que originan espasmos o contracturas cervicales comprimiendo el trigémino.

También hay factores mecánicos que lo desencadenan, como accidentes de tráfico, piercings linguales, extracciones o tratamientos dentales.

¿Cual es el pronóstico?

En general el 80-85% de los pacientes quedan libres de dolor a largo plazo, con tratamiento médico.

Entre los que no mejoran existen diferentes procedimientos de radiofrecuencia y técnicas quirúrgicas que alivian e incluso curan los síntomas en un elevado porcentaje de pacientes.

Con la radiocirugía, el alivio del dolor no es inmediato, produciéndose hacia las 3 semanas. En torno al 53% de los pacientes consiguen una desaparición del dolor y otro 35% una reducción significativa.

Tratamiento

Esta neuralgia facial cuya afección que cursa con una de las formas clínicas más acentuadas y aberrantes de dolor neuropático tiene tratamiento farmacológico, el cual pretende disminuir el dolor, en ocasiones intentando bloquear las señales nociceptivas dirigidas al cerebro. Se utilizan fármacos anticonvulsivantes como la carbamazepina, agentes antiespasmódicos como el baclofeno, y ocasionalmente inyecciones de Botox. Suele tratarse de tratamientos prolongados, con efectos secundarios del tipo mareo, confusión, somnolencia y náuseas.

Radiofrecuencia del ganglio de Gasser.

Otras opciones, como la cirugía, pretenden reducir la compresión del nervio por vasos cercanos dilatados, o directamente lesionar el nervio para intentar que corrija su estado disfuncional.

Tratamiento de fisioterapia:

  • Crioterapia dado que el nervio reacciona muy bien a las temperaturas frías.
  • Masaje facial con cubitos de hielo, en especial sobre las salidas de los nervios.
  • Trabajo de la musculatura cervical anterior y posterior.
  • Terapia manual en ATM con técnicas intra y extraorales.
  • Vendaje Neuromuscular.

La osteopatía también ofrece una alternativa eficaz y no invasiva para el tratamiento de esta patología, actuando en el hueso temporal, en la duramadre y la parte craneo-vertebral, este trabajo consiste en:

  • Osteopatía craneal
  • Tratamiento de cervicales altas
  • Tratamiento de la duramadre craneal
  • Tratamiento manual de los puntos de presión del nervio trigémino.
  • Tratamiento de la articulación temporomandibular (ATM)
No hay comentarios

Lo sentimos, ahora mismo no se puede comentar esta publicación.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar